Delegados

MISION DEL DELEGADO DE FORMACIÓN:

Es el que, en base a su vocación de padre/madre, busca fortalecer el desarrollo integral de su hijo. Para ello potencia una alianza con el colegio, donde junto con aportar desde la paternidad,  apoya  las necesidades e inquietudes de los apoderados con el colegio y viceversa. Su proceder buscará siempre instaurar entre los padres la perspectiva de comunidad educativa.

El fomento de un desarrollo espiritual de sí mismo, el compromiso, la verdad y confianza, así como el respeto y responsabilidad, son virtudes propias de la persona que ocupa este cargo. Fiel al Proyecto Educativo del Colegio, el delegado de formación será capaz de fortalecer  vínculos confiables entre los hogares y el colegio. Finalmente, promoverá la vivencia de la virtud del mes entre los padres y apoderados, según lo planificado por el colegio.