Principios

El presente sistema de evaluación se basa en la normativa legal vigente. Se orienta a conocer los logros y avances de cada alumno y a identificar sus necesidades educativas, para así poder tomar decisiones oportunas sobre estrategias, recursos y metodologías.

Consideramos diversas formas de evaluar:
a.- Evaluación Inicial:  se entenderá como aquella evaluación que se aplicará al inicio del año escolar en todos los subsectores, con el objeto de explorar los conocimientos previos o conductas de entrada que debe tener el alumno(a) para enfrentar nuevos aprendizajes con expectativas de éxito. Durante las primeras semanas de marzo se realizarán actividades de reforzamiento de los conceptos, destrezas y competencias básicas, las que serán evaluadas al término de este mes (test de salida), calificación que será considerada como nota parcial. Los conocimientos previos o conductas de entrada estarán basadas en contenidos y competencias previamente establecidos por la Dirección del colegio.
 Sin desmedro de lo anterior, podrá aplicarse evaluación inicial en cualquier subsector, con anterioridad a cualquier acción educativa, o durante el desarrollo de ella para determinar las diferencias en los aprendizajes de los alumnos, con el propósito de otorgar los soportes pedagógicos necesarios.
b.- Evaluación Formativa:  proceso permanente y constante, que entrega información sobre cómo se desarrolla el proceso de enseñanza -aprendizaje de cada alumno. Permite recoger información, analizarla y tomar las decisiones que aseguren el buen desarrollo del proceso pedagógico.
c.- Evaluación Sumativa:  determina, a través de una calificación, el logro de los objetivos de aprendizaje definidos como requisito para cada unidad y, a la vez, proporciona información que permite el análisis de las causas que pudieron haber motivado deficiencias en el logro de las metas propuestas.